¿Por qué congregarte hoy?

Hoy es “el día del Señor” (Apocalipsis 1:10).

Nuestro Salvador resucitó el domingo por la mañana; y por esta razón los cristianos nos reunimos hoy como ejército para dar toda la gloria a nuestro Redentor.

No obstante, en nuestros días se está poniendo de moda el no asistir a ninguna iglesia local. Hay ‘creyentes’ que no se congregan. En realidad, este pecado no es nuevo. En el primer siglo, el autor de la carta a los hebreos tuvo que dar la siguiente palabra de exhortación a los hermanos, “no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre” (Hebreos 10:25).

En otras palabras, en la época apostólica, ciertas personas ya tenían “por costumbre” el no juntarse con sus hermanos en la fe para glorificar a Dios. ¡Qué triste!

Aquí tenéis cinco razones por las cuales es tan importante congregarnos.

Hay que congregarnos para…

1.- … GLORIFICAR A DIOS

La meta suprema en congregarnos es glorificar al Dios del evangelio todos juntos como familia y pueblo. Esto quiere decir que la gloria de Dios está en juego si no nos esforzamos en congregarnos regularmente.

¿Qué es lo que un cristiano más desea? ¡Glorificar a Dios! Por lo tanto, un ‘cristiano’ que no se congrega no puede estar bien espiritualmente.

El congregarnos glorifica a Dios.

2.- … AMAR A DIOS

La glorificación a Dios y el amor a Dios no se pueden separar. Una persona que no está comprometida seriamente con la glorificación a Dios no puede amar a Dios. Muchas veces las personas que no se congregan utilizan excusas baratas para justificar su desobediencia al Señor diciendo, “Bueno, yo amo a Dios. No hace falta que me congregue”.

La Biblia, sin embargo, enseña todo lo contrario. Si una persona ama a Dios, obedece a Dios. El amor cristiano es más que palabras; conlleva una vida de sumisión a la voluntad del Señor. Un supuesto creyente que profesa amar a Dios sin congregarse es una contradicción andante.

3.- … SOMETERNOS

A la gente canal, no le gusta someterse a nadie. Pero el cristiano tiene una nueva naturaleza. Posee un corazón de oveja. Y las ovejitas siempre caminan juntas. No tienen problemas con la sumisión. Se sujetan a Dios, a las autoridades puestas por Dios y a los demás hermanos, dando un buen ejemplo de compromiso con la casa del Señor.

El congregarnos regularmente permite que nos rindamos cuentas los unos a los otros. Demuestra que la vida congregacional es más importante para nosotros que nuestra autosuficiencia y comodidad personal.

Las personas que se quedan en casa escuchando sermones online sin congregarse no son espirituales. Como bien destacó el pastor brasileño Augustus Nicodemo, “Un cristianismo sin iglesia es otra religión más; la religión individualista de los librepensadores, incapaces de llevar cautivo sus pensamientos a la obediencia a Cristo”.

4.- … EDIFICAR A LOS DEMÁS

¿Cómo podemos edificar a nuestros hermanos en la fe si no pasamos tiempo con ellos? Hace falta contacto personal. La congregación local es donde podemos desarrollar nuestros dones, servir a los demás, enterarnos de cómo está la salud de los abuelitos, orar por las personas, etc.

No es posible edificar el cuerpo de Cristo si en la práctica vivimos divorciados de la iglesia del Dios viviente. El quedarnos en casa es un acto de egoísmo y revela cierta dureza de corazón.

Cinco razones por las cuales tienes que congregarte.
¿Cómo podemos obedecer la Biblia si no nos congregamos?

5.- … SER EDIFICADOS

Dios también quiere edificarnos por medio de nuestra vida congregacional. Antes que nada, hay una presencia especial de Cristo prometida cuando su pueblo se reúne en su nombre que no se experimenta a solas en casa.

Luego, Dios emplea las oraciones públicas, las alabanzas, las ordenanzas, la comunión de los santos y, por encima de todo, la exposición de su santa Palabra, para fortalecernos en la fe.

Estos medios de la gracia nos santifican y nos hacen madurar en el Señor dándonos ánimo para seguir adelante en pos del Crucificado.

Necesitamos congregarnos para ser edificados.

CONCLUSIÓN

Para ir acabando, ¿para qué congregarnos hoy?

Para glorificar a Dios.

Para amar a Dios.

Para someternos.

Para edificar a los demás.

Para ser edificados.

Soli Deo gloria.

Comparte

Un comentario sobre «¿Por qué congregarte hoy?»

  1. Si pastor son razones veridicas y Dios lo bendiga por eso… pero en mi iglesia la alabanza se esra haciendo con luces de colores y se apaga la luz eso parece una discoteca y el sonido súper fuerte además no podemos leer la biblia por que se muy poco a media luz a ka hora del mensaje..examinó mi corazón y se que eso no le agrada al Señor por eso no estoy asistiendo a mi iglesia pues salgo triste y al no poder leer la biblia por que no se ve pues salgo como entro… por que no volvemos a esa alabanza de himnos de la iglesia primitiva ? Podrua usted enseñar sobre esto que esra pasando en las iglesias? Un abrazo pastor se lo digo con respeto y humildad. Le agradecería q ne dira una respuesta de que hacer pues quiero obedecer la palabra de Dios y congregarme

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.