Devocional Luis Cano – 7 de febrero: «Líbrame de las ansias de querer ser halagado»

Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos (Mateo 6:1).

Ayer me decías que fuera luz a otros con buenas obras (5:16) y hoy que no haga justicia delante de las personas. Claro, la diferencia es que no lo haga para ser halagado, admirado o alabado por ellos.

¡Cómo me conoces! ¡Qué pecado más común es la vanidad y qué difícil reconocerlo!

Yo, muchos de nosotros, aún siendo cristianos y reconocer que todo es por gracia (Ef. 2:8-10), albergamos sombras de un corazón fariseo (Mateo 23:5ss), deseando palmadas en la espalda, halagos y medallas en la solapa.

Pero en realidad ¿para qué sirven? Al final serán solo peso inútil en el alma que entorpecen mi carrera hacia Cristo (Heb. 12:1-2).

Prefiero Señor lo que tú puedas decir, tu reconocimiento final (25:21), tu corona (2 Tim. 4:8).

Sí, tengo que meditar más en lo que también dice aquí tu palabra: que buscar una de las recompensas elimina la otra, que si gasto mi esfuerzo en tesoros aquí, no tendré ánimo, deseo, fuerzas o voluntad suficiente para luchar por lo realmente válido.

Blog Luis Cano

Esta serie se encuentra publicada en la página web de la iglesia de Ciudad Real donde pastorea nuestro hermano Luis Cano. Podéis acceder a la página haciendo clic aquí.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.