Devocional Luis Cano – 19 de marzo: «Como Salomón, te pido un corazón entendido»

Da, pues, a tu siervo corazón entendido para juzgar a tu pueblo, y para discernir entre lo bueno y lo malo; porque ¿quién podrá gobernar este tu pueblo tan grande? (1 Reyes 3:9)

Salomón te amó a ti, Señor (v. 3), aquí debo de empezar, y luego que hablaste y le ofreciste dones (v. 5), él te pidió.

¿Tengo yo derecho a pedirte algo para mí si tú no me lo ofreces directamente? ¿Te amo yo con la intensidad o características que requieres? ¿No será que no veo los dones que ya has traído a mi vida?… Preguntas y más preguntas cuando me encuentro delante de ti.

Yo también veo mis responsabilidades demasiado grandes para una persona como yo, aunque no se puedan comparar a la de gobernar un pueblo como Israel. Me has dado una gran esposa y eso me trae responsabilidades, me has puesto ante una iglesia que requiere mucha atención en diferentes áreas, y estoy ante una generación que camina en las más densas cadenas y que requiere que yo alumbre más en medio de ellos.

Permíteme, Señor, que te pida yo también un corazón entendido. No solo conocimiento o memoria, aunque me vendrían bien, sino sabiduría al corazón, para que después de saber, de tener toda la información, sepa actuar desde el corazón, con sentimiento y con pasión.

Dame capacidad para juzgar, ser sensible y humilde ante todos, pero firme y claro. ¡En ocasiones me es tan difícil!

Y te pido que sepa discernir entre lo bueno y lo malo, porque hay veces que la línea es tan fina o está tan difuminada que es difícil hacer juicio equilibrado.

Pero, sobre todo Señor, que sepa y quiera discernir entre lo bueno y lo malo de mi propio corazón.

Blog Luis Cano

Esta serie se encuentra publicada en la página web de la iglesia de Ciudad Real donde pastorea nuestro hermano Luis Cano. Podéis acceder a la página haciendo clic aquí.


Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.