No, hermano Soto, los pastores que se quedan en casa no son «ratas cobardes»

Will Graham ha escrito al pastor chileno Javier Soto explicando las razones por las que los predicadores que se quedan en casa no son «ratas cobardes».

Los pastores, según Graham, son hombres de fe porque creen la Palabra «y la obedecen».

Honrar las autoridades puestas por Dios, guardar el sexto mandamiento y no perjudicar a la congregación son claras señales de fe en la vida de los ministros evangélicos.

Graham acaba animando a Soto a seguir predicando el evangelio por medio de las redes.

Pueden ver el vídeo al respecto aquí:


Pregunta al lector: ¿Piensas que los pastores que se quedan en casa son «ratas cobardes?» Deja tu respuesta en la sección de comentarios.

Comparte

Un comentario sobre «No, hermano Soto, los pastores que se quedan en casa no son «ratas cobardes»»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *