Devocional Luis Cano – 10 de mayo: «Tengo el placer de honrarte, Señor»

Sacrifica a Dios alabanza y paga tus votos al Altísimo; e invócame en el día de la angustia; te libraré y tú me honrarás (Salmo 50:14-15).

Tres cosas concretas me pides, Dios mío, en estas líneas, para traer sobre mí liberación, y las tres son tremendamente sencillas, tanto que yo, aun siendo tan débil, puedo hacerlas.

Ofrecerte alabanza. ¡Qué fácil es esto! Solo tengo que dejarme asombrar por lo más asombroso y admirar lo más hermoso, y ese, eres tú. Y cuanto más medito en ti y más te siento, más necesidad tengo de decírtelo y decírselo al mundo. La alabanza ya no es un ritual, sino una necesidad de mi mente y un placer de mi alma.

Sé que esperas poco de mí, porque es poco lo que puedo ofrecerte, pero sé también que esperas de mí que cumpla mi parte, mis promesas o mi palabra, que mi sí sea sí (Stgo. 5:12). Esto también es fácil, solo tengo que pensar lo que debo y puedo cumplir y después ofrecértelo.

En tercer lugar esto: buscarte cuando esté angustiado. ¡Cómo no va a ser esto fácil! Tan dispuesto estoy yo a la angustia, el miedo y a la necesidad, como tú Dios bueno y paciente a socorrerme. Sé que antes me cansaría yo de pedir socorro, que tú de socorrerme.

Sí, los dos sabemos Señor que cuanto más tú me liberes, más necesidad y placer tendré yo de honrarte.

Blog Luis Cano

Esta serie se encuentra publicada en la página web de la iglesia de Ciudad Real donde pastorea nuestro hermano Luis Cano. Podéis acceder a la página haciendo clic aquí.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.