Devocional Luis Cano – 2 de junio: «Cuando me produces dolor, entiendo que es por mi bien»

Porque Yahveh al que ama castiga, como el padre al hijo a quien quiere (Proverbios 3:12).

Pocas veces en mi vida he sentido tu castigo sobre mí, Padre, y sé que esto no es porque yo no lo mereciera, sino porque tú eres paciente y misericordioso conmigo en todo momento. Y las veces que tuviste que hacerlo, lo hiciste de tal forma, que ahora lo recuerdo más como una prueba que me fortalecía, me templaba y me hacía mejor. Tus castigos eran por amor y con amor.

Me amas, me has dado pruebas de ello, y me amas tanto y de tal forma, que estoy convencido que cuando me produces dolor, aunque no lo entienda en su momento, entiendo que es por mi bien.

Yo, como padre sujetaba tan fuerte a mis hijas para que no cayeran, que les producía daño, les advertía tan fuerte y dramáticamente de los peligros que les acechaban, que les causaba lágrimas y aunque imperfecto sí, era por amor.

Porque tú eres Dios, tu amor es perfecto y, por tanto, lo que ese amor produce, castigo, también, lo será.

Padre, ayúdame a obrar de tal forma que no traiga sobre mí tu disciplina.

Padre, ayúdame a amarte más, y a amarte tanto, que ame todo, todo que de ti venga.

Blog Luis Cano

Esta serie se encuentra publicada en la página web de la iglesia de Ciudad Real donde pastorea nuestro hermano Luis Cano. Podéis acceder a la página haciendo clic aquí.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.