Devocional Luis Cano – 12 de junio: «Los predicadores del evangelio traen salud al alma de otros»

El mal mensajero acarrea desgracia;  mas el mensajero fiel acarrea salud (Proverbios 13:17).

Esta mañana me veo como mensajero tuyo, Señor, todo creyente lo es por ser testigo de lo que has dicho y lo que has hecho (Mr.5:19-20) (Luc.24:46-47).

Tengo una gran noticia, el mejor mensaje que pueda tener y por tanto el deber de proclamarlo, de decírselo a todo aquel que quiera escucharlo.

Es el mejor porque viene de ti, Dios mío, porque ofreces el remedio para el pecado y la culpa, que es la enfermedad mortal del alma; y es el mejor porque es gratuito para el que lo acepte, aunque a ti te costó muchísimo. Que Cristo, tu Hijo, vino al mundo a pagar por aquellos que no podían.

Gracias por hacerme, a mí, receptor y mensajero para esta generación que me rodea.

Mi petición en esta mañana es que me hagas fiel a él, que es ser fiel a ti. Que no me aparte ni una coma de tu voz, que es tu palabra revelada, que no le añada, ni le quite.

Sería terrible que por mi dejadez o infidelidad trajere daño al alma de otros, que les ofreciera una confianza falsa o no les mostrara con toda firmeza la necesidad urgente que tienen de tu remedio, de tu Hijo.

Qué bendición será que yo, a pesar de ser torpe mensajero, pueda traer salud al alma de otros.

Blog Luis Cano

Esta serie se encuentra publicada en la página web de la iglesia de Ciudad Real donde pastorea nuestro hermano Luis Cano. Podéis acceder a la página haciendo clic aquí.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.