Devocional Luis Cano – 11 de octubre: «Quieres que te cantemos con el corazón y no solo de labios»

Quita de mí la multitud de tus cantares, pues no escucharé las salmodias de tus instrumentos (Amós 5:23).

Reconozco que no soy dado a la música, pues mi oído es pésimo y mi voz también, pero cuando te canto y alabo me siento bien, y sé que a ti te agrada; lo demandaste de tu pueblo en la ley e incluso un libro entero está dedicado a ello.

Tuvo que ser grave el pecado de Israel para que no quisieras escuchar sus cánticos y alabanzas. Claro, tú quieres que en primer lugar te cantemos con el corazón y la cabeza, y no solo de labios.

Cuántas veces y de cuántas maneras les hablaste y no quisieron oír ni entender; incluso con el propio castigo como reprensión, y no quisieron volver (4:6, 8, 9, 10, 11), invitándoles por medio de tus profetas a buscarte y no escucharon (v.4, 6. 8, 14, 15).

Por tanto, si tu pueblo hace oídos sordos a tu palabra, no debe sorprenderme que tú hagas lo mismo con sus alabanzas.

Señor, tienes que enseñarnos a cantarte mientras te servimos y obedecemos. Tienes que afinar nuestro oído musical y nuestras voces mientras hacemos nuestro trabajo para ti más excelente. Tienes que ayudarnos a ofrecerte nuestra alabanza mientras nos volvemos a ti y te buscamos de corazón. Tienes que hacer que amemos tu palabra para que nuestro cántico sea más digno de tu oído.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.