Devocional – 14 de diciembre (tarde): Tú eres mi luz y mi salvación, ¿de quién temeré?

“Salvación de nuestros enemigos, y de la mano de todos los que nos aborrecieron” (Lucas 1:71).

Me salvaste, Señor.

Me salvaste de todos mis enemigos espirituales: la carne, la muerte, el mundo, el pecado, Satanás.

Y me salvas de todos mis adversarios físicos: las personas que odian tu nombre y pelean contra tu ungido, Jesucristo.

Hagan lo que hagan mis detractores, sé que en Cristo estoy a salvo. Si me lanzan a los leones, quiero repetir las palabras de tu mártir Ignacio de Antioquía: “Soy trigo de Dios y los dientes de las fieras han de molerme para que pueda ser ofrecido como limpio pan de Cristo”.

Y si me queman vivo, quiero repetir las palabras de tu mártir Policarpo: “Llevo ochenta y seis años sirviendo a Jesucristo, y ningún mal me ha hecho. ¿Cómo he de maldecir a mi Rey que me salvó?

Y si me ejecutan delante de mis siete hijos, quiero repetir las palabras de tu mártir Felicidad: “Viva, te venceré; y si me matas, en mi propia muerte, te venceré mejor”.

Tú eres mi luz y mi salvación. ¿De quién temeré? ¿De quién he de atemorizarme?

Tú eres quien me salva.

Pastor Will Graham – Almería

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.