Devocional – 17 de diciembre (tarde): El Dios de pesebres y pastores

“Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor. Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre” (Lucas 2:8-12).

Sigo sorprendido.

¿Por qué enviaste tu ángel a los pastores, un grupo menospreciado? ¿No tendría más lógica que se presentara ante algún rey o emperador? Tu sabiduría confunde la mía.

Y me glorío en la noticia comunicada por tu mensajero celestial: ¡el Señor, el Salvador ha nacido!

Allí tengo en una sola frase la doble naturaleza de Jesucristo. Es hombre porque ha nacido; pero es Dios porque es Señor y Salvador.

Y si el Dios-niño está acostado en un pesebre, es una señal de que tu salvación llega hasta los sitios más inesperados.

¡Tremendo!

Pastor Will Graham – Almería

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.