Devocional – 30 de diciembre (tarde): Eres el Dios de la cruz, de la humillación, de lo que no es

“Entonces él se levantó, y tomó al niño y a su madre, y vino a tierra de Israel. Pero oyendo que Arquelao reinaba en Judea en lugar de Herodes su padre, tuvo temor de ir allá; pero avisado por revelación en sueños, se fue a la región de Galilea” (Mateo 2:21-22).

Alabado sea tu nombre.

José, tan obediente como siempre, obedeció el mandato angelical.

Seguramente si yo recibiera tanta revelación privada por medio de ángeles y sueños me llenaría de orgullo. Pero tu hijo, José, tuvo los pies bien puestos sobre la tierra. En vez de acercarse donde Arquelao creyéndose invencible, tu Palabra subraya que “tuvo temor de ir allá”. Quieres que tus hijos sean humildes.

Enviaste a José a Galilea, ese sitio donde todo comenzó cuando el ángel Gabriel le dijo a aquella doncella insignificante llamada María que iba a ser la madre del Salvador.

Seguramente, yo habría escogido una ciudad de renombre como lugar de crianza para el Mesías; pero tú eres infinitamente más sabio que yo. Eres el Dios de la cruz, de la humillación, de lo que no es.

Te doy las gracias por permitirme ver tu gloria en Galilea.

Pastor Will Graham – Almería

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.