Quiero ser sal para tu gloria – 4 de junio

Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres (Mateo 5:13).

Gracias, Señor.

Hoy me enseñas que soy la sal de la tierra.

Seré sal si los valores de las bienaventuranzas abundan en mí (pobreza de espíritu, lágrimas por el pecado, etc.). Pero si no camino en ellos, perderé mi sabor. Sin tu sal en mí, me convertiré en azúcar, procurando agradar a todos sin ser fiel a tu santidad. En otras ocasiones, me transformé en limón, amargando a la gente con mi incredulidad y mis quejas incesantes.

Quiero ser sal para tu gloria. Si soy sal, combatiré la corrupción. Frenaré la putrefacción. Ejerceré una influencia santificadora dondequiera que vaya. Ciertamente, el desenfreno moral y la voluntad de poder han dejado la vida insípida. La maldad lo envenena todo. Pero con tu sal, podré vivir de una manera distinta y permitir que el mundo contemple algo de la belleza de estar en comunión diaria contigo.

Líbrame, este día mi Señor, de una fe azucarada y amarga. Hazme salado. No quiero ser “echado fuera” como un siervo inútil.

Pastor Will Graham – Palabra de Vida Almería

Comparte

5 comentarios sobre «Quiero ser sal para tu gloria – 4 de junio»

  1. Que padre, si asi debemos de ser sal de este mundo caido, dificil entenderlo como hijos de DIOS y creyentes !!! 📖 a meditar en la hermosa palabra de DIOS para poder ser buena sal

    Bendiciones Pastor Will a usted y a su familia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *