Permite, Señor, que yo sea un faro de luz celestial – 9 de junio

Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa (Mateo 5:14-15).

Gloria a ti, Señor.

Hoy me revelas que soy luz. ¿Cómo puede ser? ¿Acaso no encuentro oscuridad en mi corazón y tinieblas en mi voluntad? ¿Yo, luz?

Entiendo que es en virtud de la obra de tu Espíritu en mí que soy luz. Es Él quien labra los valores de las bienaventuranzas en mí (pobreza de espíritu, lágrimas por el pecado, etc.). El Espíritu me enciende como si fuera yo una bombilla. Sin Él, es imposible que brille.

Amado Señor, hazme como esa ciudad asentada sobre un monte que emite luz. Quiero ser como una vela en el candelero, alumbrando a los que me rodean para que entiendan cómo ha de ser una vida piadosa y agradable a ti. Permite que sea yo hoy un faro de luz celestial para tu gloria. Qué mis actitudes y mis acciones sean cristianas.

Qué sea la luz de tu Hijo Jesucristo la que se refleja a través de mí.

Pastor Will Graham – Palabra de Vida Almería

Comparte

5 comentarios sobre «Permite, Señor, que yo sea un faro de luz celestial – 9 de junio»

  1. Saludo hermano Pastor Will Bendiciones en el Señor que hermosa palabra la luz en medio de este mundo oscuro que necesitamos ser luz para exaltar el nombre de nuestro Jesucristo Amén Gloria a Dios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *