Nico Rodríguez – No llores, hermano – 8 de agosto

NO LLORES, HERMANO

Vivimos en un mundo lleno de maldad. Hay problemas, dolor y desgracia por todas partes y la sociedad, en general, cada vez está más endurecida contra Dios. La gente se queja constantemente de todo: de los problemas, del trabajo, de los vecinos, de los políticos…

En este contexto, es fácil que nos dejemos llevar por ese ambiente de pesadumbre, de queja, de verlo todo gris. Máxime cuando pensamos en nuestros propios problemas. Y es posible que a veces incluso tengamos ganas de llorar.

Pero nuestro padre celestial nos dice: «No llores» (Apocalipsis 5:5). Este es un llamado no a no llorar literalmente, sino a no vivir en derrota, a no tener esa actitud de queja y de verlo todo oscuro. Podemos vivir en victoria sobre las circunstancias, no por nuestro mérito o por nuestros esfuerzos, sino porque nuestro Señor y Salvador ha vencido por nosotros. En Jesucristo tenemos perdón y salvación, en el León de la tribu de Judá tenemos victoria sobre la muerte y las circunstancias, en la raíz de David tenemos esperanza cierta y segura de vida eterna en gloria junto al Padre.

Es por eso que, por difíciles que aparenten ser las circunstancias y aunque nuestros ojos naturales lo vean todo negro, podemos vivir con gozo y en victoria, siendo testimonio vivo al mundo de la gloria de nuestro Señor.

Cuando las circunstancias empiecen a pesarnos y comencemos a ver las cosas grises, pensemos el Evangelio y la vida gloriosa que Jesucristo ha asegurado para nosotros, y sigamos alabando y dando gloria a Dios.

Nico Rodríguez

Comparte

Un comentario sobre «Nico Rodríguez – No llores, hermano – 8 de agosto»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *