Guarda mi lengua de palabras huecas y vacías – 24 de septiembre

Además, habéis oído que fue dicho a los antiguos: No perjurarás, sino cumplirás al Señor tus juramentos (Mateo 5:33).

Tú, Padre eres el Dios de toda verdad. Tu Hijo es la verdad (Juan 14:6). Tu Espíritu es la verdad (1 Juan 5:6). Ya que eres veraz en todos los sentidos, tu Palabra prohíbe los juramentos falsos.

Si soy un discípulo y un hijo tuyo, ¿cómo puedo permitir que mi boca se convierta en un instrumento de engaño y de falsedad? ¿Acaso no es Satanás, tu enemigo, el padre de tales distorsiones?

Padre: tú cumples con todos tus juramentos (Hebreos 6:17). No mientes. Quiero, pues, seguir tu ejemplo y siempre hablar la verdad. Que mis palabras y mis promesas tengan peso. Si me comprometo a estar en un sitio a las cinco de la tarde, allí por tu gracia estaré. Si digo a un hermano que estaré orando por él, por tu gracia lo haré. Guárdame de palabras huecas y vacías.

Te alabo por tu fidelidad a tu promesa de enviar al Salvador (Génesis 3:15). Te doy la gloria porque su preciosa sangre ha limpiado las manchas de mis labios y mi lengua.

Estoy tan, tan agradecido. Esto es la verdad.

Pastor Will Graham – Palabra de Vida Almería

Comparte

3 comentarios sobre «Guarda mi lengua de palabras huecas y vacías – 24 de septiembre»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *