La gloria de Dios versus la gloria de los hombres – 14 de enero

Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos (Mateo 6:1).

Gracias, Padre.

Aquí está el gran conflicto de las edades: la gloria de los hombres versus la gloria de Dios. ¿Por qué hago lo que hago? ¿Cuál es mi motivación suprema? ¿Qué me impulsa? ¿Tu gloria o los aplausos del ser humano? ¿Por qué predico, oro, canto, hago buenas obras, evangelizo, escribo devocionales para mi iglesia local, etc.? ¿Lo hago para que el hombre me alabe o para darte a ti la gloria?

Conozco mi corazón. Sé que desea ser elogiado. Mi ego tiene tantísimas ansias de reconocimiento. Líbrame de mí mismo, oh Dios. Detesto esta ley de pecado que encuentro en mis miembros. Tiemblo al leer la sentencia de tu Escritura contra tus enemigos: “Amaban más la gloria de los hombres que la gloria de Dios” (Juan 12:43).

Amado Padre: guárdame de hacer el bien por motivos egoístas. Qué tu hermosa sonrisa sobre mi vida sea mi recompensa. Qué tu gloria sea mi galardón. Quisiera vivir como mi Salvador, entregado en cuerpo y en alma a tu voluntad.

Amén.

Pastor Will Graham – Palabra de Vida Almería

Comparte

3 comentarios sobre «La gloria de Dios versus la gloria de los hombres – 14 de enero»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *