Entra en tu aposento – 11 de febrero

Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público (Mateo 6:6).

Gracias, mi Padre, por otro día de vida y por la enseñanza de este texto.

Sé que tu Hijo no está condenando la oración pública porque Él mismo oró delante de otras personas (cf. Lucas 23:46; Juan 6:11; 11:41). Lo que denuncia aquí es la práctica de buscarte únicamente en público y nunca en privado. Critica a aquellos que oran con el fin de ser vistos.

Oro en público con mi congregación todos los jueves y domingos. Pero esta vida de oración pública ha de ser el desbordamiento de una dulce comunión contigo en privado. El orden correcto es: clamar en mi aposento y luego clamar con mis hermanos en público.

Amado Dios de toda pureza, hoy tu Espíritu vuelve a examinar las intenciones de mi corazón. Te ruego que me libres de la tentación de honrarte en público y negarte en privado. Aleja de mí la levadura de los fariseos, que es la hipocresía (Lucas 12:1).

Aviva mi vida de oración privada para tu gloria.

Pastor Will Graham – Palabra de Vida Almería

Comparte

4 comentarios sobre «Entra en tu aposento – 11 de febrero»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.