El pan nuestro de cada día – 8 de abril

El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy (Mateo 6:11)

Padre nuestro:

Antes de pedirte por el pan de cada día, te ruego que tu nombre sea santificado, que tu reino se extienda con poder y que tu voluntad sea hecha en la tierra. Tu gloria es infinitamente más importante que mi bienestar personal.

Ahora te pido por “el pan nuestro de cada día”. ¿Cómo es que permites que llame el pan “nuestro”? No es nuestro. El pan, en realidad, es tuyo porque todo proviene de tu mano. Eres la fuente de todo bien. De hecho, yo mismo soy tuyo. No me pertenezco a mí mismo, sino a ti. Veo aquí una clara muestra de tu infinita bondad. Eres generoso. Por eso tu Hijo me anima a orar de esta manera.

Esta petición demuestra que quieres que ore todos los días. Tengo que pedirte por el pan de cada día, no por el pan de mañana. Mantenme, pues, en una constante búsqueda de tu rostro día tras día.

Así que: te pido por el pan físico. Y te pido por el pan espiritual: lléname de tu Palabra. Qué tu Hijo Jesucristo sea todo suficiente para mí hoy (y para siempre).

Pastor Will Graham – Palabra de Vida Almería

Comparte

6 comentarios sobre «El pan nuestro de cada día – 8 de abril»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.