Juan Sánchez: ¿Qué está sucediendo?

Coronavirus y la soberanía de Dios.