A mí no me preocupa el ruido de los progresistas sino el «silencio» de los protestantes

La extraña dialéctica silencio/ ataque en ciertos líderes conservadores.