Pastor: ten (mucho, mucho) cuidado con el sexo opuesto

Los hombres en el ministerio no somos llamados a suplir las "carencias afectivas" de nuestras feligresas.